Mangostán: propiedades, beneficios y su uso en la cocina

Mangostán: propiedades, beneficios y su uso en la cocina

Publicidad

Entre diferentes alimentos exóticos que podemos encontrar a nuestro alcance se encuentra el mangostán, una fruta muy curiosa de la cual hoy te contamos sus propiedades, beneficios y cómo usarla en la cocina.

Propiedades del mangostán

Originario de Asia, el mangostán es una fruta de pequeño tamaño, con pulpa viscosa y corteza externa de gran dureza y color oscuro.

Posee un contenido relativamente alto en hidratos de carbono aunque también ofrecen un elevado contenido acuoso y entre sus micronutrientes predomina la presencia de potasio y de vitaminas del grupo B.

Entre sus propiedades es destacable el efecto antioxidante de esta fruta debido a su gran contenido en xantinas y polifenoles que también son responsables de sus propiedades antiproliferativas y de apoptosis o muerte de celulas malignas como señala un estudio publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Su contenido de compuestos bioactivos y antioxidantes es variable dependiendo de la maduración de la fruta, aunque tanto en su versión verde como madura ofrece propiedades beneficiosas como han observado científicos de Tailandia.

Mangosteen 811154 1280

Beneficios del mangostán

El mangostán es una fruta agradable al paladar pero no destaca tanto por sus nutrientes sino que más bien es beneficiosa por su variedad de compuestos bioactivos que le confieren propiedades antiinflamatorias, antialérgicas, antibacterianas y otras.

Por esta razón, el mangostán fue y es usado con muchos fines medicinales entre los cuales se incluyen enfermedades gastrointestinales como la úlcera gástrica, la diarrea, el dolor abdominal o otros como heridas infectadas según señala un estudio realizado en México.

Por otro lado, debido a sus polifenoles y sus propiedades antiproliferativas, el mangostán ha demostrado en roedores ser de ayuda para prevenir y tratar el cáncer al evitar el desarrollo y crecimiento de células malignas por diferentes vías.

Asimismo, sus propiedades antibacterianas se mostraron efectivas para la preevnción del acné debido a que sus xantinas podrían actuar contra las bacterias específicas que causan la enfermedad como concluye una investigación publicada en 210.

Como si fuera poco, por su poder antiinflamatorio y antioxidante, el mangostán podría ser de mucha utilidad para mejorar funciones metabólicas diversas incluyendo un efecto antiadipogénico y favorecedor de la pérdida de peso que sería de ayuda para prevenir y tratar la obesidad así como la resistencia a la insulina y enfermedades asociadas según concluye una investigación publicada en la revista Food & Function.

Mangosteen 2477560 1280

Cómo usar mangostán en la cocina

El mangostán es una fruta jugosa y dulce que va muy bien al natural a modo de snack saludable y saciante o bien, como postre ligero.

Para consumirla fresca debemos cortar su piel externa por la mitad con ayuda de un cuchillo y desprenderla poco a poco tal como si estuviéramos pelando un huevo cocido. Obtendremos unos gajos de mangostán de pulpa viscosa.

Más allá de su consumo fresco puede formar parte de una macedonia casera, una ensalada o un sorbete, entre otras preparaciones que podamos crear.

Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio