Tres formas de ahorrarte un pinchazo en tu bici

Tres formas de ahorrarte un pinchazo en tu bici

Publicidad

Una de las averías más frecuentes cuando salimos en bici es el pinchazo de la rueda. Si nos pilla lejos de casa y no sabemos o podemos salucionarlo es un auténtico fastidio. Hoy vamos a ver tres formas de ahorrate un pinchazo en tu bici.

Los métodos o sistemas que os vamos a mostrar a continuación son simples, baratos (alrededor de 10-15€) y no requieren de muchos conocimientos mecánicos. Valen para bici de montaña o de carretera. Alguno es más efectivo que otro, pero con los tres métodos antipinchazos nos vamos a ahorrar casi todos los pinchazos que sufriríamos en nuestra bici.

La banda o cinta antipinchazos

Es una banda con cierta rigidez que se coloca entre la cubierta y la cámara de la bici. De esta forma, la cámara quedará protegida de esos pinchazos más superficiales que podamos sufrir. Eso sí, ante una punta o clavo largo o pinchazo fuera de la banda de rodadura estaremos más expuestos. Pero, como decimos, para la mayor parte de pichazos que son en la banda de rodadura y por pequeños pinchos, ahí nos ahorraremos el pinchazo.

Cámara antipinchazos

Camara Antipinchazos
Desde mi punto de vista esta es la opción más cómoda, ya que simplemente montamos una cámara como otra cualquiera, con la particularidad de que la cámara lleva dentro un líquido antipinchazos.

Si pincháramos la cámara, el líquido que hay dentro, en contacto con el aire, solidificaría y crearía un "tapón" que taparía el pinchazo. Hasta que solidifica el líquido, la rueda puede perder algo de presión, pero basta con pararnos e hincharla hasta la presión deseada. Este tipo de cámara cuesta algo más que las normales, pero vale la pena porque en caso de pinchazo no tenemos que hacer nada, solo seguir dando pedales.

Líquido antipinchazos

Es el mismo sistema que antes solo que añadimos el líquido nosotros mismos a la cámara que tengamos puesta. Es algo más laborioso por el tema de echar el líquido dentro de la cubierta, pero no es nada complicado y al final el resultado es que tenemos una cámara con líquido antipinchazos. Este método lo podemos elegir antes que el anterior si la cámara que tenemos en la bici es nueva y no queremos cambiarla todavía por otra que lleve ya el líquido incorporado.

Los tres sistemas son efectivos, pero los que utilizan líquido antipinchazos van a ser más efectivos ante pinchazos más fuertes. Yo me quedo con la cámara con líquido antipinchazos, porque prácticamente tiene el mismo precio que los otros sistemas y es más cómodo de instalar.

Imagen | Pixabay

Vídeos | FundaxSI , Slime

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio