Reducir la ingesta de hidratos podría ayudar a mantener el peso perdido según un reciente estudio

Reducir la ingesta de hidratos podría ayudar a mantener el peso perdido según un reciente estudio

Publicidad

La recuperación del peso perdido es un problema frecuente tras un adelgazamiento exitoso. El efecto rebote se acentúa si acudimos a dietas milagro o estrategias estrictas pero aun con recursos más flexibles resulta complejo no ganar kilos tras haber adelgazado. Un estudio reciente señala que reducir la ingesta de hidratos podría ayudar a mantener el peso perdido.

Hidratos, insulina y metabolismo

Los hidratos de carbono son y han sido desde siempre el nutriente principal de nuestra dieta en cuanto a obtención de energía se refiere. Sin embargo, mucho importa la calidad además de la cantidad que consumimos.

La investigación, publicada en la revista BMJ analizó el efecto de dietas con diferentes proporciones de hidratos y grasas en el mantenimiento del peso tras haber perdido un 12% del peso inicial.

Se evaluaron 164 adultos de entre 18 y 65 años de edad y se observó que las dietas bajas (20%) y moderadas (40%) en hidratos eran las que mayor gasto energético generaban así como también las que más saciedad y menos apetito así como hambre inducían.

Concretamente, las dietas bajas y moderadas en hidratos inducieron un gasto extra de energía de entre 100 y 400 Kcal, siendo mayor en las dietas con 20% de hidratos y en quienes previo al estudio tuvieron niveles basales de insulina elevados.

Todas las dietas ofrecieron 20% de proteínas, sólo se modificó la proporción de hidratos y grasas. La dieta para perder peso fue parte del estudio y se les asignó a todos los participantes por primera vez. Las dietas post adelgazamiento se mantuvieron durante 20 semanas.

Esto indica que, aunque todos los participantes lograron mantener el peso, quienes menos hidratos consumen ocasionan una menor liberación de insulina y ello produce un efecto metabólico tal que permite incrementar el gasto energético basal así como también reducir niveles de grelina, la hormona que induce el hambre y los deseos de comer.

Quizá, tal como se recomienda para bajar de peso, lo recomendable no es eliminar los hidratos pero sí moderarlos o reducirlos para adelgazar y después, evitar la recuperación del peso perdido.

Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio