Pollo marinado con leche de coco y arroz: receta saludable

Pollo marinado con leche de coco y arroz: receta saludable

Publicidad

La inspiración de este plato de pollo marinado con leche de coco y arroz llegó tras echar un ojo a la despensa y recordar una receta que había fichado hacía un tiempo. La leche de coco en realidad se utiliza más bien como si fuera nata en la cocina, es perfecta para tomar ocasionalmente en forma de salsa y queda de maravilla en platos especiados, con un aroma muy suave. Además, hay versiones ligeras, como la que yo suelo comprar.

La receta es muy sencilla y se puede personalizar al gusto cambiando las especias o dándole un toque picante. La original es sin arroz, que se añade como guarnición a la hora de servir, pero me apetecía crear un plato completo y que el cereal absorbiera parte del sabrosísimo caldo.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Pechuga de pollo sin piel 650 g
  • Cebolla 1
  • Dientes de ajo 1
  • Limón 1
  • Cayena 1
  • Jengibre fresco rallado 2 g
  • Especias molidas (pimentón, comino, cilantro, hinojo... al gusto) 5 g
  • Tomate triturado natural o 3 tomates de rama 120 ml
  • Arroz redondo o integral 80 g
  • Leche de coco (puede ser ligera) 400 ml
  • Caldo de verduras o agua (aproximadamente) 150 ml
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra

Cómo hacer Pollo marinado con leche de coco y arroz

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 40 m
  • Reposo 1 h

Terminar de limpiar el pollo por si tuviera restos de sangre, grasa o piel, secar con papel de cocina y trocear en piezas de un bocado. Colocar en un cuenco, salpimentar y añadir la ralladura fina del limón, su zumo, la cayena machacada y el jengibre picado o rallado. Remover bien, tapar con plástico film y dejar en la nevera como mínimo una hora.

Picar fina la cebolla y los dientes de ajo. Si se usan tomates naturales, lavar, pelar y picar. Calentar un poco de aceite en una cazuela y pochar la cebolla con el ajo a fuego suave, durante unos 5 minutos. Añadir el pollo subiendo un poco la temperatura para dorarlo bien, removiendo con cuidado de que no se pegue. Cocinar unos 10 minutos.

Añadir las especias, remover y agregar el tomate. Si queremos corregir la acidez podemos echar una pizca de bicarbonato en lugar de usar azúcar. Agregar el arroz, mezclando bien durante un par de minutos, y echar la leche de coco y un chorrito de caldo o agua. Llevar a ebullición, bajar el fuego, tapar y cocer hasta que el arroz esté en su punto, unos 20-30 minutos.

Vigilar la cocción para corregir el nivel de líquido sobre la marcha, ya que el arroz puede absorber mucha cantidad y dejar la cazuela algo seca. También podemos ajustarlo según queramos un plato más meloso, tipo guiso espeso, o más caldoso. Probar el punto de sal y pimienta al final y dejar reposar un poco antes de servir.

Pollo marinado con leche de coco. Pasos

Con qué acompañar el pollo marinado

Como decía al principio, al añadir arroz al pollo marinado con leche de coco ya tenemos un plato muy completo que es ideal para llevar en tupper o para congelar en raciones. Con un acompañamiento de ensalada ligera y algo de fruta de postre ya tenemos un buen menú estupendo para almorzar. Yo añadiría una rebanada de buen pan de masa madre para rebañar el plato, pero eso, como siempre, va en gustos.

Si os gusta el contraste de texturas, os aconsejo servir el plato con algunos frutos secos tostados sin sal, como cacahuetes, almendras o pistachos. Y también está muy bueno con cilantro fresco picado, aunque sé que mucha gente no aguanta su sabor.

En Vitónica | Salteado de pollo oriental con verduras: receta saludable
En Vitónica | Pechuga de pollo jugosa al miso. Receta saludable

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio