Sabrosa, saludable y fresquita: receta de ensalada griega para aliviar el calor del verano

Sabrosa, saludable y fresquita: receta de ensalada griega para aliviar el calor del verano

Publicidad

¿Quién dice que no a una buena ensalada en verano? Durante los meses de más calor las ensaladas son ideales para consumir bien como plato principal (añadiendo alimentos contundentes como las legumbres, por ejemplo) o bien como acompañamiento o contorno de otras comidas. Sea como fuere, una ensalada siempre es una buena oportunidad para añadir grasas saludables, vitaminas y fibra a nuestra dieta, sumando a la vez pocas calorías.

Si sois de los que no os complicáis mucho la vida y tiráis siempre del clásico combo de lechuga-tomate-cebolla-atún, pero queréis probar sabores nuevos, os dejamos una receta sencilla, sabrosa y muy saludable: así se prepara la ensalada griega.

Ingredientes

Para preparar esta rica ensalada griega para cuatro personas necesitaremos:

  • Dos tomates maduros
  • Un pepino
  • Una cebolla roja
  • Una taza de queso feta
  • Un puñado de aceitunas negras
  • Orégano seco
  • Zumo de limón
  • Aceite de oliva, sal y pimienta

Elaboración

La ensalada griega es facilísima y muy rápida de preparar. Lavamos los tomates y los cortamos en dados medianos. Igualmente, pelamos el pepino (se puede dejar un poqiuto de piel) y lo troceamos en dados medianos. Cortamos la cebolla roja y partimos en dados o desmenuzamos el queso feta y añadimos las aceitunas negras y una pizca de orégano, mezclándolo todo en un bol.

El aliño lo preparamos en un recipiente aparte: mezclamos tres partes de aceite de oliva por una de zumo de limón, y salpimentamos al gusto. En ocasiones se puede usar vinagre de vino tinto en lugar del zumo de limón, como más nos guste.

Degustación

ensalada-griega

El éxito de esta ensalada griega, perfecta para degustar en los días de verano puesto que es muy fresquita, radica en elegir una buena materia prima. Los tomates deben estar bien maduros y, sobre todo, el queso feta debe ser de calidad.

El queso feta es muy típico de Grecia, donde se elabora con leche de cabra o de oveja, consiguiendo así un sabor muy aprticular. Su textura también es importante: no es un queso tan suave como los que estamos acostumbrados a utilizar en otras ensaladas (la mozzarella, por ejemplo), sino que es más sólido. Su característico sabor salado se debe a que el queso se sumerge en salmuera.

La ensalada griega es una muy buena opción como entrante en nuestras comidas veraniegas, y recordad que también podemos "tunearla" a nuestro gusto añadiendo, por ejemplo, fruto secos como piñones o nueces troceadas.

Imagen | iStock, Wikimedia Commons
En Vitónica | 23 recetas de ensaladas para todos los gustos y necesidades

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio