Vitamina C para prevenir y tratar el resfriado: ¿mito o realidad?

Vitamina C para prevenir y tratar el resfriado: ¿mito o realidad?

Publicidad

Durante los meses de invierno, el absentismo o la disminución de la productividad en el trabajo o la escuela a menudo se atribuyen a los síntomas del resfriado común.

Muchas personas buscan productos sin receta médica por sus síntomas, y algunos de los productos comúnmente comprados son aquellos con dosis altas de suplementos de vitamina C. Pero, ¿son necesarios y recomendables? ¿Es verdad que la vitamina C previene y trata el resfriado?

El propósito de una revisión actual ha sido revisar los datos actuales sobre la relación entre la vitamina C y la función inmune, específicamente la utilidad de la suplementación con vitamina C en la prevención y y el tratamiento del resfriado común.

Gran antioxidante y protectora contra el estrés oxidativo

La vitamina C es un potente antioxidante soluble en agua que le da al sistema inmunológico un impulso a través del aumento en la actividad de los linfocitos T, la función de los fagocitos, la movilidad de los leucocitos y la posible producción de anticuerpos y interferones.

Estos últimos (interferones) son un grupo de proteínas señalizadoras producidas y secretadas por las células hospederas como respuesta a la presencia de diversos patógenos, tales como virus, bacterias, parásitos y células tumorales.

A su vez, los efectos de la vitamina C sobre el sistema inmunológico también pueden ser potencialmente explicados mediante la protección contra el estrés oxidativo generado durante las infecciones.

Vitamina C

Componente dietético esencial

La vitamina C no es producida endógenamente en los seres humanos y es por lo tanto un componente dietético esencial.

Se ha indicado que la vitamina C es segura cuando es utilizada por debajo de dosis de 2000 miligramos diarios, y puede consumirse a través de fuentes dietéticas, como frutas y verduras frescas, especialmente cítricos, pero existen pruebas contradictorias sobre el beneficio de la suplementación adicional de vitamina C para la prevención y el tratamiento del resfriado común.

Vitamina C

No tanto para prevenir el resfriado, sino más para reducir su duración y severidad

Los resultados de una revisión sistemática del año 2013 indicaron que para la población general, la suplementación de vitamina C administrada a dosis ≥ 0,2 gramos/día no tuvo ningún efecto sobre el número de personas que contraen el resfriado común.

Curiosamente, un análisis de subgrupos encontró que la suplementación regular de vitamina C en personas con alto estrés físico (corredores de maratón, esquiadores y soldados) sí que disminuyó la incidencia del resfriado común en un 50%.

Maratón

Aunque la administración regular de vitamina C no parecía afectar la incidencia del resfriado común en la población general, la revisión también analizó el efecto de la suplementación regular con vitamina C sobre la duración de los síntomas y la severidad de los resfriados.

Los resultados indicaron que los suplementos regulares de vitamina C (a una dosis media de 1-2 gramos/día) dieron como resultado una reducción significativa en la duración de los resfriados comunes, una reducción del 8% para los adultos y un 14% para los niños. A su vez, la severidad de los síntomas del resfriado también se redujo.

Resfriado

Mejor obtener la vitamina C de los alimentos que suplementarse

Una reciente revisión del año 2016 ha informado sobre todos los aspectos a conocer en el tema de vitamina C y resfriado.

Aunque hay un efecto fisiológico definido de la suplementación regular de vitamina C en la duración y severidad del resfriado común, la importancia práctica de estos hallazgos no es muy convincente.

No parece razonable ingerir vitamina C adicional fuera de la ingesta alimenticia durante todo el año si el único beneficio es el potencial de una duración ligeramente acortada del resfriado y síntomas disminuidos.

Vitamina C

Aunque los datos no apoyan consistentemente el uso de la vitamina C terapéutica (más a menudo la respuesta en un “no”), la suplementación con vitamina C se utiliza como precaución adicional cuando una persona siente que le viene un resfriado, y este es el motivo por el que muchos productos populares de venta libre se comercializan.

Los Institutos Nacionales de Salud recomiendan la ingesta diaria de 90 miligramos de vitamina C para los hombres y 75 miligramos para las mujeres con un enfoque en obtener esas cantidades de fuentes de la dieta, sobre todo frutas y verduras, siendo los cítricos una gran fuente de vitamina C.

Vitamina C

Dichos organismos sugieren que consumir cinco porciones variadas de frutas y verduras diarias puede proporcionar más de 200 miligramos de vitamina C, por lo que, viendo las ingestas diarias recomendadas, la suplementación con vitamina C es totalmente innecesaria.

La suplementación puede ser necesaria para aquellos pacientes específicos con un estado marginal de vitamina C, como los ancianos y los fumadores crónicos, pero la mayoría de la población debe centrarse en obtener la vitamina C de su dieta.

Ancianos

Puntos clave con los que tenemos que quedarnos

  • Si bien los datos muestran una disminución de la gravedad y la duración de los resfriados cuando la vitamina C se consume a dosis iguales o superiores a 0,2 g/día, es más razonable para los pacientes obtener esto de su dieta, considerando que la suplementación no disminuye la incidencia general de resfriados en la población en general.
Vitamina C
  • La suplementación regular puede tener un lugar en poblaciones especiales, específicamente aquellas con alto estrés físico y aquellas con un estado marginal de vitamina C.
  • En general, aunque hay una gran variedad de datos disponibles, hay una falta de consistencia, y es necesario realizar más estudios para proporcionar claridad sobre la utilidad de la vitamina C con fines terapéuticos.
  • Dado el bajo costo y la relativa seguridad de la suplementación con vitamina C, no es irrazonable para los pacientes con síntomas de resfriado ver por sí mismos si la vitamina C terapéutica es beneficiosa, pero deben saber que los datos detrás de su uso son en gran medida inconsistentes.
Vitamina C
  • Parece que el mayor potencial para el beneficio de la vitamina C en el tratamiento del resfriado común ocurre cuando la administración del suplemento se inicia dentro de las 24 horas del comienzo de los síntomas a dosis altas (unos ocho gramos/día) y cuando la terapia se continúa durante al menos cinco días.

Imágenes | iStock
En Vitónica | Top 15 de alimentos ricos en Vitamina C
En Vitónica | Reemplazos saludables para sumar vitamina C a tu dieta
En Vitónica | Cuatro opciones de snacks con pocas calorías y mucha vitamina C
En Vitónica | Bachoqueta o judía verde plana, una desconocida fuente de vitamina C

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio