Ansiedad por dejar de fumar: siete remedios para evitarla y no volver al tabaco

Ansiedad por dejar de fumar: siete remedios para evitarla y no volver al tabaco

Publicidad

Dejar de fumar es una buena decisión que puedes tomar para tu salud, tu aspecto y tu economía, pero no es precisamente fácil. Romper con cualquier hábito dañino requiere fuerza de voluntad, estrategias y superar muchas veces el impulso de recaer.

En el caso del tabaco, hay algunos efectos secundarios que hacen difícil dejarlo, y uno de ellos es la ansiedad. Aunque para algunas personas no supone un obstáculo muy grande, para otras puede ser el principal factor que les lleve a volver a fumar. Si este es tu caso, aquí van algunos consejos para ayudarte a superarla.

1. Infórmate de los síntomas, buenos y malos

No es cuestión de acongojarse por la perspectiva, pero si eres consciente de que ciertos niveles de ansiedad son normales ante los intentos de dejar de fumar, estarás preparado cuando lleguen y será más fácil sobrellevarlos.

En general, es buena idea informarse de los posibles síntomas que pueden aparecer, tanto los malos como los buenos. Cuando compruebes que respiras mejor, saboreas y hueles más, tus dientes y dedos están menos manchados... podrás ir apreciando esas mejoras que esperabas y te ayudarán a mantenerte firme en tu propósito.

cenicero-cigarro-fumar

2. Practica ejercicios de respiración

Ante picos de estrés o ansiedad, que antes solías calmar con un cigarro, lo mejor es que desarrolles nuevas estrategias. La más sencilla y eficaz es que practiques ejercicios de respiración de forma habitual y así puedas ponerlos en marcha cuando lo necesites.

Puedes encontrar ejercicios de respiración para relajarte en internet, y aquí te dejamos cuatro más para que consigas una respiración completa. Intenta hacerlos poniendo en ellos toda tu concentración. Si te ayuda, cuenta lentamente hasta 10 o hasta 20 mientras lo haces y hasta que pase el pico de ansiedad.

3. Cambia los momentos de fumar por nuevos hábitos

En vez de simplemente suprimir este hábito de tu vida, cámbialo por otros nuevos. Toma una infusión relajante, aprovecha para hacer unos breves estiramientos, da paseos, come un puñado de frutos secos... Si lo consigues, no solo echarás menos de menos el tabaco, sino que además habrás incorporado otros hábitos positivos a tu vida.

estiramientos-yoga

4. Haz algo de ejercicio

Hacer ejercicio moderado de forma regular es uno de los mejores métodos para manejar la ansiedad. Al realizar actividad física, el cerebro libera sustancias químicas que ayudan a contrarrestar los efectos del estrés y la ansiedad, mejoran la autoestima y ayudan a dormir mejor. Así que es una buena forma de reforzar tu determinación de dejar de fumar.

5. Modera el consumo de sustancias estimulantes

La cafeína es un estimulante del sistema nervioso que si bien a veces nos viene bien porque nos ayuda a espabilarnos, en otros casos puede aumentar la sensación de ansiedad. Por eso, puede ser bueno que en tus primeras semanas sin fumar, moderes su consumo, de forma que no agudice esas sensaciones que te pueden boicotear el intento de dejarlo.

6. Pide ayuda

Dejar de fumar no es fácil, pero por suerte hay mucha gente a la que puedes pedir ayuda: a tu médico, a tu famacéutico, en grupos de exfumadores, familiares o amigos...

ansiedad-chico-gafas

A veces, charlar con un conocido puede ser suficiente para dejar salir la ansiedad y convertirla en algo mucho más sencillo de manejar; otras veces puede que necesites algún tipo de terapia o medicamento. Sigue esas recomendaciones sin miedo.

7. Céntrate en el día a día

No pienses en mañana, en la semana o en el mes entero. Si echas la vista demasiado hacia el futuro y en lo que te va a costar sobrellevar la ansiedad todo ese tiempo, terminarás magnificando el problema, que se hará inmanejable.

En vez de eso, piensa en qué puedes hacer día a día para llevarlo mejor, qué estrategias puedes desarrollar para sobrellevar los picos y como puedes incorporar otros hábitos positivos. Verás que poco a poco la ansiedad va disminuyendo y deja de ser un problema que te parece insalvable a largo plazo para convertirse en una presencia casi imperceptible en tu día a día.

Imágenes | Pixabay
En Vitónica | Aunque aumentes de peso, fumar es beneficioso para tu salud

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio