La historia de Derek Redmond. No entrenó tan duro para abandonar

La historia de Derek Redmond. No entrenó tan duro para abandonar

Publicidad

Seguramente por el nombre muy poca gente lo reconozca. Quizás la imagen de dolor junto con su padre os resulte algo más familiar. La historia de Derek Redmond marcó, sin duda, uno de los episodios más destacados de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.

El vídeo con la historia de Derek Redmond te pone los pelos de puntas y te hace pararte a reflexionar, lo deberíamos ver cada mañana antes de empezar el día. Derek Redmond no entrenó tan duro para abandonar.

El atleta de 400 metros lisos llegaba a Barcelona como uno de los grandes favoritos para ganar la prueba. Un año anterior, había conseguido en el mundial de atletismo la medalla de oro en el 4x400 derrotando en la final a Estados Unidos en una de las carreras más emocionantes de todos los tiempos. En el siguiente vídeo podemos conocer la historia de Derek Redmond.

La historia de Derek Redmond es un gran ejemplo de perseverancia, de no rendirse nunca pese a las adversidades, de terminar lo que has empezado sin importar el resultado. Sin duda, un ejemplo para todos en la vida.

Una de las cosas que llama realmente la atención es la gorra del padre de Derek, de la marca Nike con el eslogan Just do it. Ese eslogan viene a significar "solo hazlo", y la marca lo vende como que lo importante es intentarlo, sin importar el resultado.

La pregunta es... ¿qué habríamos hecho nosotros en el lugar de Derek Redmond? ¿y en el lugar de su padre? "Fuerza, es medida en kilos, velocidad es medida en segundos, coraje... no puedes medir el coraje."

Imagen | Cracktwo. Vídeo | Youtube.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio