Estos son los errores más comunes cuando hacemos abdominales: conócelos para poder evitarlos

Estos son los errores más comunes cuando hacemos abdominales: conócelos para poder evitarlos

Publicidad

Los músculos abdominales son los que nos suelen traer de cabeza a la mayoría de nosotros, pues es una de nuestras tareas pendientes siempre. Conseguir un vientre tonificado es lo que la gran mayoría de nosotros queremos cuando entrenamos en el gimnasio. Por ello en este post queremos destacar algunos de los errores más comunes que cometemos al entrenar abdominales.

Como en todas las rutinas deportivas, en el caso de los abdominales, la constancia y el conocimiento de las partes que los implican y la técnica para trabajarlos, son fundamentales. En este caso es un punto que muchos de nosotros no suele tener presente. Por ello es necesario saber cómo evitar cometer estos errores.

Para conseguir un abdomen fuerte y definido es importante conocer a la perfección a técnica y la manera de llevarlo a cabo sin cometer errores

A lo largo de los años y décadas, e incluso hoy en día, son muchas las personas que siguen cometiendo errores a la hora de trabajar los abdominales. Por ello es muy importante que tengamos siempre presente esto, ya que ello marcará el éxito o el fracaso de nuestros entrenamientos.

Es cierto que muchas veces, como sucede en cualquier otra rutina de ejercicios, el ansia de conseguir mejores y más rápidos resultados es algo que buscamos a cualquier costa. Esto nos suele llevar a cometer muchos errores que a la larga pueden pasarnos factura. Para evitar esto debemos tener muy presente que los resultados se consiguen con constancia y saber hacer.

La dieta es fundamental para conseguir unos abdominales perfectos

Antes de nada vamos a detenernos en un punto que debemos tener en cuenta a la hora de conseguir un abdomen definido y marcado. Se trata de la dieta, y es que la alimentación es fundamental para lograrlo. Por ello recomendamos cuidarla, sobre todo a la hora de no pasarnos con las grasas, las harinas refinadas, los azúcares y los alimentos precocinados o procesados industrialmente.

Ola Mishchenko 606865 Unsplash

La alimentación es uno de los puntos más importantes y uno de los que nos ayudarán a lograr los objetivos que buscamos. No todo consiste en realizar ejercicios abdominales, si no que principalmente, saber comer bien nos marcará el éxito o el fracaso de este objetivo que tenemos de conseguir unos abdominales marcados. Pero el entrenamiento correcto también lo marcará y por ello nos vamos a detener en los errores en los que no solemos caer en cuenta.

La alimentación es fundamental para conseguir un abdomen marcado y en perfecto estado. No solo los ejercicios nos servirán para lograrlo

Movimientos sencillos y precisos en vez de ejercicios super elaborados

En primer lugar debemos decantarnos por la simplicidad a al hora de llevar a cabo abdominales. Cuando decimos simplicidad nos estamos refiriendo a movimientos sencillos y concentrados en la pared abdominal. El mayor error que cometemos es ejecutar ejercicios abdominales en los que desarrollamos movimientos y recorridos muy largos.

Esto debemos tenerlo muy en cuenta, ya que los músculos abdominales se activan sencillamente. No es necesario decantarnos por movimientos demasiados elaboras, pues éstos lo único que van a hacer es involucrar otras partes del cuerpo que no nos interesa entrenar. además, quizá no lo estemos haciendo de la manera adecuada, pues estaremos poniendo en riesgo esta estas partes.

Fezbot2000 1303207 Unsplash

Un ejemplo totalmente a tener en cuenta para evitarlo es el crunch de abdominales. Cualquier ejercicio que involucre un movimiento de piernas nos hará involucrar partes como el psoas y la zona lumbar de la espalda. Esto puede hacer que sobrecarguemos estas partes en vez de los músculos abdominales, que son los que realmente queremos trabajar.

Olvidarnos de contraer los músculos abdominales es un error de base

No contraer los músculos al realizar los ejercicios abdominales es uno de los errores que solemos cometer. Este hecho está muy unido al punto en el que nos hemos detenido anteriormente, y es que la falta de control en los movimientos nos hará no contraer los músculos, que es lo que buscamos y lo que debemos conseguir para trabajar el abdomen de manera adecuada.

Los movimientos los ejercicios abdominales deben ser sencillos y concentrados en la parte que queremos trabajar y que es la que nos interesa

Por ello la importancia de ser sencillos y de realizar movimientos cortos, nos ayudará a contraer mucho más la musculatura del abdomen e incidir de la manera adecuada en esta parte del cuerpo. Esto nos ayudará a conseguir mejores resultados, y para ello también es fundamental concentrarnos al máximo en al zona trabajada.

No debemos trabajar en la misma dirección ni siempre igual. En la variación está el gusto

Otro error que solemos cometer es trabajar siempre en la misma dirección y con los mismos ejercicios. No debemos olvidar que los abdominales son músculos como cualquier otro, y por lo tanto debemos trabajarlos con consciencia, no sobre entrenarlos, y sobre todo, estimularlos de diferente manera y evitar un entrenamiento rutinario que no nos ayudará a desarrollar de la manera correcta los músculos.

Form 426165 Unsplash

Por ello tenemos a nuestro alcance un amplio abanico de posibilidades que es necesario que conozcamos. Los abdominales hipopresivos, los isométricos, o simplemente contracciones abdominales sin más, serán distintas alternativas que nos servirán para conseguir los resultados que buscamos y que debemos variar en cada rutina de entrenamiento abdominal.

Controlar la respiración en cada momento es esencial para conseguir trabajar bien los abdominales

La respiración es otro de los principales errores que solemos cometer a la hora de entrenar los abdominales, y es que es fundamental saber respirar bien. La respiración nos ayudará a marcar el ritmo de la actividad y sobre todo a poder realizar la fuerza necesaria para entrenar los músculos de la parte abdominal.

Tener control sobre la respiración es esencial para realizar adecuadamente los ejercicios que nos ayudarán a evolucionar poco a poco

La respiración correcta la marcaremos con la fase positiva y la negativa del ejercicio. la positiva, o en la que contraeremos los músculos, es el momento en el que expulsaremos el aire de los pulmones. En la fase negativa, es decir, en la que volvemos a la postura inicial, es el momento de llenar los pulmones de aire.

Cristian Baron 27345 Unsplash

Esta máxima nos ayudará a controlar el ejercicio, y dar la intensidad adecuada a los músculos abdominales. Al principio en la mayoría de los casos, nos costará conseguir el control adecuado de la respiración, pero es necesario que seamos conscientes de ello para lograr marcar adecuadamente la respiración y con ello sacarle el máximo partido al ejercicio. No consiste en lanzarnos a hacer abdominales y no tener en cuenta la respiración.

Arquear la espalda demasiado es un error que debemos evitar siempre

Otro error que solemos cometer es arquear la espalda demasiado al realizar los ejercicios. Esto suele pasar cuando nos decantamos por ejercicios con demasiado recorrido. En este caso solemos involucrar la espalda, y por ello tendemos a arquearla y a sobrecargar la parte de los lumbares.

Arquear la espalda tanto en la zona lumbar como en la cervical puede ser un peligro para la salud de la espalda

Para evitar esto, siempre lo mejor es conseguir ejecutar ejercicios sencillos en los que la movilidad sea reducida y se concentre en la parte abdominal. La espalda no debe formar parte de la rutina abdominal, pues al moverla demasiado y sobrecargarla, lo que podemos conseguir es hacernos daño y logar pocos resultados.

Sobrecargar la zona cervical es otro error que no podemos pasar de largo

Al hilo de el error descrito anteriormente destacaremos el arqueamiento excesivo de otra parte de la columna, la zona cervical. Existe una manera tradicional y nada adecuada de trabajar los abdominales. Como hemos dicho antes, los crunch de abdominales son todo un error y en ellos solemos doblar la cabeza por el cuello y someter a las cervicales a una tensión innecesaria que nos cargará esta zona de la espalda.

Luis Quintero 1209357 Unsplash

Por ello debemos partir de la base de que no es bueno ni recomendable ejecutar este tipo de ejercicios abdominales. No solo por el hecho de que corremos el riesgo de sobrecargar la espalda, si no por que su efectividad no es la misma que otros ejercicios abdominales como los que hemos comentado anteriormente y que serán los que adoptemos para nuestras rutinas de entrenamiento abdominal.

Realizar demasiados ejercicios abdominales es otro error que debemos evitar

Un error que solemos cometer la gran mayoría de nosotros es realizar demasiados ejercicios abdominales durante mucho tiempo. En este caso la cantidad no debe primar a la calidad. La cantidad no siempre es garantía de mejores resultados.

Cuando hablamos de calidad nos referimos a ejecutar correctamente el ejercicio y no descuidar cada uno de los puntos descritos anteriormente. Lo que suele pasar al realizar muchos ejercicios abdominales es que descuidamos la calidad del ejercicio, y también corremos el riesgo de sobre entrenar estos músculos y saturarlos.

Tibout Maes 705932 Unsplash

A pesar de que los abdominales son uno de los grupos musculares más fuertes y que mejor se recupera del cuerpo, no debemos olvidar que están presentes en muchos ejercicios que nada tienen que ver con el abdomen, ya que son músculos estabilizadores del tronco. Por esto debemos ser conscientes de que no es necesario realizar demasiados ejercicios abdominales y sobre todo no hacerlo diariamente como mucha gente cree.

Combinar lo ejercicios abdominales con otros ejercicios y no hacerlos como un solo

Además, los abdominales siempre es bueno combinarlos con otros ejercicios como correr, andar en bici, nadar... Además de esto, como hemos comentado antes, al involucrar los abdominales en otros ejercicios como estabilizadores. Este simple hecho nos hará trabajarlos de manera habitual y además los ejercicios aeróbicos nos servirán para quemar las calorías que nos sobran y mantener a raya la grasa abdominal.

Es cierto que a simple vista el trabajo abdominal parece sencillo y todos lo podemos llevar a cabo, pero lo que no solemos tener en cuenta es que los errores que se cometen a la hora de entrenar esta parte del cuerpo son muchos. Por ello debemos ser siempre conscientes de los músculos que estamos trabajando y concentrarnos en ellos.

No todo en abdominales es ejercicios y ejercicios, si no que lo fundamental es cuidar la dieta y tonificar esta parte del cuerpo mediante el trabajo claro y conciso en la parte que queremos trabajar y que es lo que nos ayudará a evolucionar poco a poco en los entrenamientos diarios.

Imágenes | Unsplash

En Vitónica | Todo lo que tienes que saber sobre el core: qué es, dónde se encuentra y cómo ejercitarlo

En Vitónica | Once variaciones del plank para entrenar tu abdomen y zona media

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio