Cómo elegir la copa menstrual perfecta para ti: guía de compras en vídeo

Cómo elegir la copa menstrual perfecta para ti: guía de compras en vídeo

Publicidad

Ya os hemos hablado con anterioridad sobre la copa menstrual: el artículo de higiene femenina que está suponiendo en los últimos años una auténtica revolución, aunque su origen se remonta a finales del siglo XIX. En los últimos años, miles de mujeres han optado por cambiar el uso de tampones y compresas por el de la copa menstrual: más ecológica, más segura y, a la larga, más barata.

Si estás pensando en probarla pero no te terminas de animar porque aun tienes dudas, en el siguiente vídeo te contamos todo lo que necesitas saber sobre la copa menstrual, sus pros y sus contras, y cómo elegir la más adecuada para ti.

El tamaño ideal de la copa menstrual

Generalmente lo que más nos suele preocupar sobre la copa menstrual cuando vamos a comprarla es acertar con el tamaño perfecto para nosotras. Las copas menstruales suelen dividirse en tres tamaños o tallas que se designan con A, B y C o S, M y L, dependiendo de la marca (pequeño, mediano y grande).

Lo principal que debemos tener en cuenta a la hora de acertar con el tamaño de nuestra copa menstrual es la cantidad de flujo que expulsamos durante los días de la menstruación, ya que la diferencia entre los diferentes tamaños de las copas es la capacidad de las mismas. En este caso, las copas menstruales funcionan igual que los tampones, que también tenemos disponibles en diferentes tamaños dependiendo de la capacidad de absorber el flujo.

El tamaño de nuestra copa menstrual dependerá de nuestra cantidad de flujo durante la menstruación y también de nuestra anatomía

En el caso de que nuestro flujo menstrual sea escaso deberemos optar por una copa de tamaño pequeño (talla A o S). Si nuestro flujo no es abundante, o si solemos usar tampones de tamaño mediano o regular, podemos optar por un tamaño de copa B o M. Si nuestro flujo es abundante y tenemos que cambiarnos de tampón o de compresa con cierta asiduidad (menos de ocho horas) lo mejor es que escojamos una copa de tamaño C o L.

Otros factores a tener en cuenta a la hora de elegir la copa menstrual perfecta para nosotras son el hecho de haber tenido algún parto vaginal (se recomiendan copas más grandes en este caso) o el hecho de tener una musculatura del suelo pélvico y de las paredes vaginales bien tonificadas (necesitaremos una copa más pequeña).

En cualquier caso, acertar con la talla de nuestra copa menstrual no es una ciencia exacta, ya que depende también de la anatomía de cada mujer. En caso de no saber muy bien qué talla necesitamos, algunas marcas como Fun Factory han comenzado a comercializar packs con dos tallas diferentes de copas (34,90 euros en su web).

¿Qué forma tiene que tener mi copa menstrual?

Copa-Menstrual Ziggy cup, Fun cup, Lily cup one y Lily cup compact

Evidentemente, la mayoría de copas menstruales tienen forma de eso: de copa. Al fin y al cabo no deja de ser un recipiente que sirve para recoger un líquido, así que no debe de haber una forma mejor de diseñarla. Eso sí, dentro de todas las copas menstruales que hay en el mercado podemos encontrar diferentes modelos.

Quizás el más novedoso y llamativo es la Ziggy Cup de Intimina, precisamente porque es el que menos aspecto de copa tiene. Se trata de una copa menstrual de aspecto ovalado cuyo diseño está hecho específicamente para colocarla justo debajo de la cérvix. Además, su diseño permite su uso durante las relaciones sexuales con penetración. Su precio es de 39,95 euros en su página web.

Dependiendo de si somos principiantes, si buscamos más comodidad o facilidad en el uso podemos optar por unos u otros modelos

Otras copas como las Fun Cups de Fun Factory tienen un diseño que se adapta a la morfología de las paredes vaginales: el grosor de las paredes de la copa y su forma va cambiando en las distintas partes de la misma para hacerla más confortable. El precio de estas copas, que se venden por parejas, es de 34,90 euros en su página web.

Si somos principiantes quizás queremos optar por las copas menstruales que tienen una anilla o un rabito en la parte de abajo (que se asimilaría al hilo de los tampones) para facilitar su extracción. La Lily Cup One de Intimina está fabricada en silicona más suave y es fácil de poner y quitar; cuesta 24,95 euros en su página web.

Si lo que buscamos es una copa compacta, que sea discreta y fácil de transportar, podemos optar por algunos modelos que se pliegan y no ocupan más de lo que puede ocupar un botecito de protector labial, como por ejemplo la Lily Cup Compact, también de Intimina (29,95 euros en su página web).

Las copas menstruales pueden adquirirse tanto on-line como en farmacias y parafarmacias.

Imágenes | Fun Factory e Intimina
En Vitónica | Estas son las causas que pueden hacer que tu ciclo menstrual sea irregular
En Vitónica | Así es como el ciclo menstrual te afecta en el gimnasio

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio