Una píldora podría reemplazar la cirugía para perder peso y curar la diabetes

Una píldora podría reemplazar la cirugía para perder peso y curar la diabetes

Publicidad

Ante casos de obesidad mórbida en los cuales los tratamientos tradicionales no han dado buenos frutos, una opción es acudir a la cirugía baríatrica, es decir, a la cirugía para revertir la enfermedad entre las cuáles una de las más frecuentes y exitosas es el bypass gástrico. Debido a que la cirugía no es una opción sencilla ni libre de riesgos y pocas son las personas que acuden a la misma, recientes investigaciones apuntan a crear una píldora que podría reemplazar la cirugía para perder peso y curar la diabetes.

Una píldora con similares efectos que la cirugía

Para incrementar el número de personas que se pueden beneficiar con los efectos de la cirugía bariátrica (bypass o derivación gástrica) sin necesidad de acudir a una intervención de alto riesgo, investigadores realizaron un ensayo clínico en roedores que señala que es posible recubrir el intestino por unas horas mediante un compuesto que se administraría en polvo en una píldora y que al cabo de unas horas, dicho compuesto se diluiría.

Es decir, se visualiza una píldora que tras llegar al tracto digestivo se adhiera a las paredes del intestino delgado para reducir la absorción de nutrientes y así, evitaría picos de glucosa y el ingreso de calorías. Sería una píldora para perder peso y curar la diabetes que funciona de forma similar a la cirugía de bypass gástrico.

Tras su efecto y pasadas unas horas el compuesto derivado del sucralfato, ya aprobado por la FDA, se disolvería y por lo tanto, desaparecía del intestino, razón por la cual se necesitaría una nueva píldora junto a otra comida para obtener similar efecto.

Es una opción que aun está en estudio pero que se muestra promisoria dado que quienes sufren obesidad y diabetes tipo 2 podrían beneficiarse de los efectos de la cirugía sin acudir a la misma. Es decir, esta píldora podría ayudar a perder peso y curar la diabetes sin mayores riesgos y ofreciendo efectos reversibles, algo que no ocurre con la cirugía y quizá por ello, son pocos los que se someten a la intervención.

La ciencia en este sentido podría ofrecer soluciones más flexibles y aptas para todo tipo de personas que buscan ayuda para revertir tanto su obesidad como su diabetes y otras enfermedades asociadas al exceso de grasa corporal en el organismo.

Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio